ATERRIZANDO

Anuncios

CERTEZAS EN EL CAMINO

_MG_6297

En esta larga espera, los días han ido dejando atrás la frescura de la tierra mojada, los reflejos de la nieve, la dureza de las heladas… y van dando paso al incienso y los redobles de tambor. Las yemas brotan y florecen los almendros, los campos se visten de lilas y morados cuaresmales y la Semana Santa aliña ese cóctel de sentimientos, religiosidad y pasión. Casi sin querer, entre las despedidas de los amigos, familiares y conocidos surgen preguntas y afirmaciones que nos ayudan a revisar nuestro caminar, nuestro compromiso vital como pareja y poco a poco, como familia. Hay varias constantes que hemos ido aprendiendo en el camino y que nos han moldeado casi sin percibirlo:

De un lado la disponibilidad, estar siempre abiertos a lo que Dios nos pone delante, no aferrarnos a nada. Asumir con humildad aquello que se nos pide o que intuimos que debemos hacer, viviendo el presente, conscientes de que el pasado ya se fue y que somos lo que vivimos hoy.

totoOtro pilar que nos cimienta es estar siempre en contacto con el hermano caído, sufriente, sin oportunidades. Tocar las periferias. Compartir lo que somos con generosidad, amando, abrazando esas cruces que si bien son dolorosas también redimen y regalan ilusión y alegría. Estar siempre en camino, intentando ser fieles en el compromiso. Ir un pasito más allá de las teorías y discursos vacíos.

Tener nuestros corazones y nuestra familia abierta al que llega, al que llama, al que necesita que se le escuche, que se le abrace, que se le acompañe desde el amor. El sacramento de la acogida, un máster que no da ninguna universidad (enseñado y aprendido a través del ejemplo de los que menos tienen).

4.noel bTambién la austeridad, término a contracorriente en una sociedad del bienestar gris, tibia, acomodada en su religiosidad y falta de compromiso. Vivir con poco y compartir con generosidad. Conscientes de nuestras limitaciones y felices por nuestras capacidades, libres de la esclavitud de la imagen y del que dirán, marcando nuestros propios ritmos. Flexibles, elásticos, amando la realidad, aceptándola, conociéndola; para poco a poco, con infinita paciencia, ir encarnando el evangelio con rostros y pasiones concretas.

La reflexión y oración permanente, diaria, para huir de las vanidades y no ser protagonistas, sino herramientas más o menos válidas para la construcción de ese proyecto de Amor, de ese Reino donde la justicia sirva para defender la dignidad de todas las personas; para día tras día iniciar desde cero, aportando nuestro granito de arena a la humanidad.

1Mersy entregando ayudasFundamental, fundante en nuestras vidas es: el servicio. Decía un buen hombre al que queremos mucho: “En todo amar, en todo servir”. Ser capaces de servir siempre, en todo lugar y a toda persona. Un servicio con alegría, con risas, con la certeza de lavar los pies a Dios mismo. Un servicio que da sentido, que llena el alma, que dibuja sonrisas, que abraza sin manos y habla con la mirada. Servicio que guiña el ojo, que crea complicidad, que es contagioso y regala verdadera vida.

Gracias, mil gracias por tanto cariño regalado, por los gestos, los detalles, las llamadas,… son vitaminas para el alma. Ojalá estas letras os abracen largamente y os tomen de la mano, sabemos que compartiréis nuestro camino. Mientras, desde el Pacífico ecuatoriano, van llegando como susurros suaves brisas, frescos aromas a mango, guayaba y mar, alumbrando nuestra ida, allanando los reencuentros, abrazándonos y acogiéndonos en la distancia.Catedral arededores nevados

Un misionero entre inmigrantes: “Ha cuidado a los que nadie cuidaba”

Henrique

OMPRESS-MADRID (17-03-17) El padre Joaquín Garre, de los Misioneros de los Sagrados Corazones, ha escrito una carta a sus hermanos de congregación con motivo de la muerte del padre Henrique Scheepens, un misionero entre los inmigrantes de Cabo Verde. Ordenado sacerdote en Hertogenbosch, Países Bajos, el 23 de mayo de 1959, pasó la mayor parte de su vida en Portugal, empezando en las Azores, en el Seminario Menor de la Congregación. Después vivió en el barrio de Pedreira dos Húngaros, Algés (Lisboa), un barrio de chabolas de inmigrantes de Cabo Verde. Falleció, a los 83 años de edad, el pasado 14 de marzo en Teteringen, Países Bajos.

En su carta, Joaquín Garre agradece el regalo de este “misionero entre inmigrantes”:

“Quisiera escribir unas líneas para agradecer el regalo de la vida de un buen, un gran hermano, un buen religioso, misionero y sacerdote.

Lo titulo Harry porque así le llamaban sus más allegados. De Henrique Scheepens ss.cc. me gustaría resaltar su honda fe, su espiritualidad, su compañerismo, su humildad, su amistad, la capacidad de escucha y su dedicación a los más humildes y los más pobres desde su ser sacerdote.

No quisiera idealizarlo, cuando vives dos años en una chabola con un hermano de la misma Congregación te conoces a fondo, te conoces mucho, por eso, soy consciente de sus fallos y pequeñeces, pero los que nos regala para que lo resucitemos en nosotros es, precisamente, esa grandeza, inspirada en Damián de Molokai.

Antes de llegar a, digamos, su época más comprometida con los emigrantes, estaba ya en su cabeza, toda la formación teológica holandesa de aquel momento, actualizada con el Concilio Vaticano II, que le ayudó a ser un sacerdote cercano y atento a las necesidades de su pueblo y de su Iglesia. Recordemos que él, con el gran grupo de holandeses y después portugueses ss.cc. también, atendieron diversos seminarios a petición de los obispos porque ellos llegaban de Holanda con una fuerte y actualizada formación teológica. Impagable el servicio prestado por nuestros hermanos a la Iglesia portuguesa. Fueron muchos y fructíferos años. Conocida es también la enorme generosidad de estos holandeses que enviaron misioneros por todos lados (Indonesia, Mozambique, Brasil, etc.). Pero, Harry, como Teófilo de Veuster, se quedó en Lisboa. No era el misionero de ideas originales y rompedoras, sino que era de esos misioneros que secundan lo que otros hacen y llevan su realización hasta el final.redimensionarleer.php

Por eso, no fue el que se le ocurrió la idea de ir a los más pobres en un barrio de chabolas de Algés, cerca de Belem (Lisboa), sino que fue Jeff Martens quien se lanzó a la aventura y le arrastró con él. Pero, este intrépido e inquieto misionero se fue a los pocos meses a otras urgencias, dejando a Chico y a Henrique en su chabolita, rodeados de unos 6.000 caboverdeanos (Cabo Verde; antigua colonia portuguesa, al sur de las Islas Canarias). La gran tarea de estos hermanos, apoyados por el resto de la Región, por las hermanas y más tarde también por la PJV europea y con el apoyo de la Provincia española, no fue sólo crear escuelas y guarderías en los distintos barrios, construir capillas para poder orar o conseguir movilizar alimentos, ropa y otras necesidades urgentes, ni siquiera la creación de una cooperativa para poder enterrar a los que fallecían. Mucho más allá de todos los emprendimientos realizados para la dignificación de la vida, fue el hecho de estar presentes, en medio de un pueblo que, como emigrantes, habían perdido sus raíces. Su presencia continuada confirmaba que Dios estaba con ellos. Chico regresó a la casa central y Henrique siguió con ellos hasta el final, hasta el desmantelamiento del barrio. Pero la experiencia con su pueblo ya le había calado tanto que, para el próximo destino buscó un barrio donde vivieran los más necesitados, los de los márgenes. Así, con la ayuda de su gran amiga y colaboradora Isabel Garrido ss.cc. buscaron casa en el barrio de Galinheiras, Catujal, Unhos…

Henrique ha intentado ser motor para sus hermanos, con el Evangelio en la mano, ha procurado ser fiel a Jesús, ha cuidado a los que nadie cuidaba, ha orientado, reñido, dado confianza, escuchado, ha buscado soluciones a angustias humanas y ha sufrido en silencio las muchas veces que la impotencia se hace presente en la vida del misionero porque no puede hacer nada, más que compartir el sufrimiento del pobre. Yo sé que le inspiró nuestro San Damián de Molokai. Se juntó a eso el estilo portugués tan misionero, tan desinstalado, capaz de dejar su tierra y una enorme humanidad acrisolada en su gran familia holandesa, que le apoyó siempre, el ejemplo de su hermano Jan, que fue General de nuestra Congregación, la amistad, apoyo e intimidad de las hermanas. Todo ello, junto con el sufrimiento del pueblo que veía delante de él cada día, hizo de Él un hombre de gran corazón.

Sólo me queda agradecer a Dios poder ver en Henrique un pequeño Damián, poder ser testigo, por dos años de esta entrega y pedir a Dios que nos envíe hermanos y pastores con grandeza de corazón”.

TIEMPOS DE CAMBIO

1-20160712_145201Sólo una seguridad tras tantos años de camino, la felicidad en el amar, en el servicio, en la pasión por el evangelio. Nos llamas otra vez, susurrando con acento latino y aromas del trópico. Nos tomas de la mano y rompes nuestras “seguridades y certezas”para ser más de Ti y menos de nosotros mismos. Tras meses de reflexión, de discernimiento, de buscar Tu proyecto en nuestras vidas sentimos la calidez de tu voz invitándonos a darnos en plenitud. Poco somos, pero eres necio y quieres en nuestra debilidad hacerte fuerte, día tras día. Y como una suave brisa susurras en nuestros corazones y remueves las ascuas aún incandescentes, latentes y vivas, de nuestro amor por el Sur.

¡HÁGASE! ¡Hágase! Ponemos nuestra confianza en la Providencia; con cautela y temor comenzamos ya el camino mirando al lejano oeste, hasta topar nuestra mirada con los tonos azulados del Pacífico, en la ciudad de Manta. Más debilidades o ¿más fortaleza para ti, Señor? Incertidumbre, pues esta vez no vamos solos, llevamos nuestros tres hijos que salieron siendo niños y regresan desde su amor hacia nosotros, ¡gracias hijos, una y mil veces por vuestra madurez y generosidad en este paso! Juntos superaremos vuestra inserción en esa nueva realidad.iglesia-la-dolorosa-manta-ecuador-2

Nos llevamos abrazos, sonrisas y ojos llenos de vida e ilusión de cientos de niños y niñas con los que hemos cantado, representado, reído y soñado un mundo nuevo y una verdadera iglesia, pues las tibiezas no caben en el evangelio ni se deben enseñar en las escuelas. Les dejamos una linda tarea: renovar esta acomodada y envejecida comunidad de creyentes, porque sólo los que son como niños pueden entender y cambiar el corazón del mundo. Junto a ellos muchos buenos profesores y profesoras enamorados de la enseñanza, a pesar de la mutilación burocrática que confunde la calidad, con el exceso de papeleo.

Dejamos a nuestros padres cargados de años y achaques, generosos con nosotros, regalándonos un abrazo apretado de esos que marcan los huesos, temerosos ante la sombra de la enfermedad, pero ocultando su verdadero sentir para que podamos extender las alas y volar de nuevo a la misión. Vamos confiados, gracias a nuestros hermanos y hermanas siempre prestos a dar el quite, a apoyar nuestras andanzas aunque a ratos, en la intimidad, algunos no acaben de entendernos.

Se quedan los amigos de siempre, los que estaban antes, los que estuvieron después, los que nos acogieron y acompañaron, los que no distanciaron el tiempo ni el espacio y siguen prendidos de nuestras vidas y nosotros de las suyas. Los que eran niños y ahora son hombres y mujeres que sentimos hijos e hijas; parte de esta gran familia.2-20160806_080346

Estos años en Jaén “detrás de rejas”, hemos compartido camino con gente maravillosa y de su mano hemos conocido, acompañado y querido amigos que un día erraron en sus opciones o sucumbieron a las dependencias; pero de los que hemos aprendido a ser más tolerantes, más humanos, más comprensivos… Nos llevamos el cariño de muchas personas sordas con las que soñamos la Pastoral del Sordo, ellos con su mirada siempre fresca nos han enseñado a escuchar de otra forma y ser sensibles a su deseo de conocer el mensaje de Jesús.

Con los años cada vez llevamos las maletas más ligeras, felices de no necesitar mayores cosas, confiados, seguros de que sabremos vivir con lo que nos ofrezcan y, como hemos hecho siempre, aún compartir con quienes necesiten. Eso sí, la mochila llena de ilusiones, de reencuentros, de ganas,… por más que intentamos centrarnos en el presente e ir cerrando frentes y tareas, Ecuador se filtra, se cuela en los sueños, en las conversaciones, en las canciones, en los comentarios, es un largo hilo que une y cose los diferentes matices de colores con los que pintamos el devenir de los días.4-20160711_112232

Desde el otro lado del Atlántico nos van llegando preguntas con sabor a acogida: ¿para cuándo su llegada?, ¿dónde vivirán?,¿estaremos cerquita?, ¿podremos visitarles a menudo?, ¿nos podrán apoyar con algunas clases?..

Ecuador nos espera y nuestra familia con humildad y alegría desea saber responder a su acogida.

Foto 1: Con el arzobispo de Portoviejo, él nos ha invitado a colaborar con la diócesis de Manabí

Foto 2: La parroquia La Dolorosa de la ciudad de Manta nos acogerá como familia misionera para apoyar la Pastoral Social de la zona.

Foto 3: Colaboraremos dando algunas clases en el Seminario San Pedro de Portoviejo.

Foto 4: Son muchas la personas que conocemos en esta zona y que esperamos volver a ver en breve.

MANOS UNIDAS CON MAURITANIA

1-mauritania

El jueves pasado se presentó en Jaén, en el Colegio de Arquitectos, la campaña de Manos Unidas con la participación de varios misioneros. Hoy domingo, en todas las parroquias de España se recauda lo que los fieles destinan cada año a los proyectos que esta ONG apoya en muchos países del mundo. El fin último de estos proyectos es acabar con el hambre en el mundo. Este año Manos Unidas nos hace caer en la cuenta de que en el primer mundo tiramos a la basura un tercio de los alimentos que se producen. Este hecho además de una inmoralidad es una injusticia que hay que seguir denunciando. Nuestro estilo de vida está haciendo que otros carezcan de lo básico. Este es el caso de Monguel al Sur de Mauritania, donde se desarrollará este año un proyecto con las aportaciones de las parroquias de Jaén. Monguel es una región que tiene una extensión aproximada de 1.800 Km2. Es una zona muy afectada por la inseguridad alimentaria, el analfabetismo de la población y su escaso desarrollo, la falta de accesibilidad a los productos de primera necesidad, y la fragilidad de las competencias de las estructuras locales. La población vive de la agricultura de subsistencia, de los cultivos pluviales y de la ganadería ovina y caprina. Este proyecto beneficia a 34 localidades. 3.124 personas bajo el umbral de la pobreza. Solicita la ayuda Cáritas Mauritania.2-mujeres
En el proyecto se establecen dos ejes de actuación para desarrollar el proyecto: Mejorar la formación de los beneficiarios (alfabetización, formación técnica y refuerzo de estructuras locales)
y mejorar las condiciones físicas de estas personas (alimentación y productos de primer necesidad, el acceso al agua..) Alrededor del 60% de la población solo realiza una comida al día especialmente en los meses secos del año. A causa de la frágil estructura agrícola, la recolección no llega a cubrir más que una parte del año (de 3 a 6 meses). Debido al contexto social, migración de hombres hacia las ciudades en búsqueda de trabajo, los habitantes de las localidades son en su mayoría mujeres, este colectivo representa alrededor del 54%. Caritas Mauritania aplica la aproximación participativa en todas sus intervenciones. Los beneficiarios se implican en la identificación de sus problemas, la elección de sus prioridades y en la programación de las actividades a ejecutar. La participación y

EL MUNDO NECESITA MÁS GENTE COMPROMETIDA

Imagen relacionadaManos Unidas lanza su nueva Campaña anual con el lema “El mundo no necesita más comida. Necesita más gente comprometida” (#ComprométeteconManosUnidas) y, para ello, está celebrando numerosos eventos en toda España desde el 31 de enero y hasta el domingo 12 de febrero, día en el que se celebrará la Jornada Nacional de Manos Unidas

Ruth Chaparro Gómez, subdirectora de FUCAI (Fundación Caminos de Identidad) de Colombia y Eugenio López García, misionero Paúl y director de la Escuela de Agricultura de Nacuxa de Mozambique, son los invitados especiales para el lanzamiento nacional de la Campaña. Otros 27 misioneros y expertos en desarrollo y lucha contra la pobreza, recorrerán estos días 51 ciudades españolas para compartir su experiencia de lucha contra el hambre a través de proyectos de desarrollo en algunos de los países más pobres del planeta2-6-sani_angola_javiermarmol

Durante todo el año 2017, Manos Unidas hará hincapié en tres cuestiones esenciales y urgentes para acabar con la pobreza y el hambre en el mundo como son el desperdicio de alimentos, la lucha contra la especulación alimentaria y el compromiso con una agricultura respetuosa con el medio ambiente que asegure el consumo local.

Esta Campaña se enmarca dentro del Trienio de Lucha contra el Hambre (2016-2018) en el que Manos Unidas está trabajando para dar respuesta a las causas y problemas que provocan el hambre en el mundo. Para Manos Unidas, solucionar esta lacra pasa por acompañar a los más pobres, reforzar el derecho a la alimentación de los pequeños productores, contribuir al cambio hacia unos sistemas alimentarios más justos y educar para una vida solidaria y sostenible.5-camiseta-negra

El lema elegido para la campaña de 2017 incorpora aspectos centrales del problema del hambre y busca promover un compromiso con un modelo global de producción y consumo sostenibles: compromiso con una concepción de los alimentos como comida para las personas y no como negocio; compromiso con la agricultura sostenible y compromiso con el aprovechamiento integral de la producción evitando la pérdida y el desperdicio de alimentos. Por esto último y para resaltar su relación con todo lo demás, se incluye de manera muy visual y expresiva en todos los materiales de nuestra campaña las siguientes cifras: «1/3 de nuestros alimentos acaba en la basura. Mientras, 800 millones de personas siguen pasando hambre en el mundo»

Así, desde Manos Unidas, después de «ver» y «reflexionar» sobre la realidad del hambre en el mundo actual, propone tres compromisos que marcan nuestro «actuar» este año: Compromiso con una cosecha de alimentos para el consumo humano, no para la especulación y abierta al comercio justo denunciando la especulación con el precio de los alimentos que considera que no es comida para los seres humanos sino un producto más para ganar dinero dentro del mercado financiero e impide el acceso a alimentos a millones de personas en el mundo. Con la sensibilización y capacitación sobre productos sustitutivos para aumentar y diversificar la producción local de alimentos de manera que se sortee la posible especulación. 7-saniparaguay_martacarrenoAdemás, tratando de lograr que las poblaciones produzcan alimentos como hortalizas, raíces y tubérculos para garantizar su consumo. Con la creación de reservas alimentarias y la gestión de excedentes a nivel local como herramientas eficaces contra la especulación, de manera que las poblaciones campesinas gestionen sus propias reservas alimentarias. Esta propuesta incluye el objetivo de facilitar el acceso a los alimentos susceptibles de ser almacenados, como es el caso de los cereales. Compromiso con una cosecha respetuosa con el medio ambiente y que garantice el consumo local:

Con la denuncia de las causas estructurales de la producción agrícola insostenible y con la sensibilización sobre nuestro alto nivel de consumo, que implica el aumento de la agroindustria y sus consecuencias medioambientales. Compromiso con el aprovechamiento riguroso de los alimentos evitando la Pérdida y el Desperdicio Alimentario.

Manos Unidas nos pide este año luchar contra el hambre cambiando nuestro estilo de vida.12-ddhh_repdominicana_oddhh

Foto 1: Cartel de la campaña de Manos Unidas de este año

Foto 2: Manos Unidas quiere terminar con todas esas hambres que mantienen en la pobreza a más de mil millones personas en el mundo, apoya programas, planes y proyectos de desarrollo integral promovidos siempre por las personas de los países más necesitados de América, Asia, África y Oceanía.

Foto 3: Con esta campaña, la ONG quiere hacer llegar a la sociedad española un llamamiento a la colaboración que ayude a continuar con un trabajo que, desde hace ya 56 años promueve.

Foto 4: Son muchos los centros educativos y parroquias que se comprometen con esta campaña contra el hambre : difundiéndola, vendiendo camisetas…3-manos-unidas-pozo-012

MORIR CON AMOR

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEstas últimas dos semanas hemos acompañado a bien morir a nuestra vecina. Una persona con una historia personal dura. Juana, huérfana en guerra, dicen que vio fusilar a sus padres con ocho años. Le tocó penar en un orfanato donde nunca se adaptó y del que huyó finalmente viniendo a parar a Jaén con unos dieciséis años. Oriunda de Marmolejo, nunca encontró a ningún familiar vivo. En la capital conoció a un matrimonio de buen corazón que la acogió como a una hija más, le dio un hogar, una razón para salir adelante… Allí Juana aprendió a cuidar de otros y se hizo una mujer, recuperando su salud y su vida. Después conoció el amor y formó un hogar, trabajó en los hoteles de nuestras costas y ahorró para tener una casita donde vivir. Desgraciadamente la vida no le dio descendientes y le quitó al esposo querido. Viuda y sin nadie a quien querer Juana volvió a quedarse sola. Encontró a ratos compañía, pero nadie que quisiese compartir definitivamente su soledad. Llegó a ir a “Juan y Medio” buscando llenar ese vacío que dejó la marcha de su esposo al que decía haber querido mucho. Juana vivió la dureza de la posguerra, careció de tanto que aprendió a dar a manos llenas cuando le cambió la suerte en la vida. Algunos dicen que hubo quién se aprovechó de las circunstancias, pero ella se hacía la tonta porque el cariño vale más que cualquier cosa en la vida y ella lo necesitaba. Su compañía fueron muchos días el Canal Sur y su canario, que hacía solos para ella.2-centro-residencial-para-mayores-altos-de-jontoya-845x310 A sus 87 años, después de muchos accidentes domésticos por su acentuada artrosis, conseguimos que aceptara estar unos meses en una residencia. Ella nos decía que quería morir en su casa, entre sus recuerdos. Un hogar que le había costado muchos esfuerzos conseguir. Sin embargo en la residencia Altos del Jontoya se sintió acogida, querida, cuidada, escuchada. Los primeros días echaba de menos su casa y nos decía que sólo había “gente con ruedas” en el centro. Nos recordaba en cada visita nuestra que cuando se recuperase volvería a su hogar querido, a ser de nuevo nuestra vecina. Sin embargo los lazos afectivos en la residencia se iban tejiendo, como una red de hilos suaves que te envuelve para acunarte. Sin darse cuenta fue acogiendo el cariño de los que la cuidaban, de sus compañeras, de las enfermeras, de los directivos… todos tuvieron un lugar en su corazón , como lo tuvimos nosotros y nuestra familia.anciano-triste

Hace dos semanas se enfermó de gravedad y fue internada en el Hospital. Diez días encamada aceptando las indicaciones de los médicos y enfermeras sin quejarse; acostumbrada a la soledad compartir la habitación con dos enfermas más y los familiares no le molestó. Ni una queja, ni una mala cara, ni un “estoy harta”. Se dejó cuidar y tuvo palabras de cariño para todos, hasta le echó algún piropo a su doctor. Preocupada por los que la cuidábamos preguntaba constantemente por nuestros hijos, por los vecinos… En su enfermedad ya no nombraba su casa, quería volver a su cuarto en la residencia, ponerse su ropa y comer la rica comida que le ofrecían allí. Pidió el alta y la acompañamos en la ambulancia con su tratamiento prescrito. Fue recibida con todo el cariño y se echó aliviada en su cama, nos despedimos de ella con un beso y la promesa de regresar el domingo, como siempre. Sin embargo la vida puso este jueves el punto final a su historia llena de renglones torcidos. Hoy la despedimos ante el altar un puñado pequeño de gente que la quisimos de verdad. Juana se fue en paz, rodeada de amor, sin nadie de su familia que la despidiera pero con la certeza de haber sido querida.

Physician Talking to Patient ca. 2003No es la primera vez que sentimos que formamos parte de una familia que va más allá de los lazos de sangre, que nos toca ser hermanos, padres, madres de personas que entran a formar parte de nuestras vidas porque les abrimos la puerta. Con todos aprendemos, nos sentimos queridos y nos ejercitamos en el amor. Juana escribió un capítulo de nuestras vidas y nos enseñó a hacer realidad el refrán que hace tiempo aprendimos en Ecuador: “¿quién es tu hermano? el vecino más cercano”. Buen viaje, vecina querida!!

Foto 1: Hoy en día es muy importante tener una muerte digna. Muchas personas pasan por este trance en soledad.

Foto 2: Las residencias de mayores son muchas veces espacios donde acompañar a las personas a morir con dignidad.

Foto 3: Muchos de nuestros mayores experimentan una gran soledad en sus últimos años de vida

Foto 4: Los hospitales son espacios donde muchas personas pasan sus últimos días. El calor humano de los profesionales es fundamental