Archivo de la categoría: Videos

PEQUEÑOS GESTOS IMPRESCINDIBLES

1Mersy entregando ayudasNuestra amiga Karina, jienense y miembro de Latiendo con el Sur, nos comparte sus impresiones al visitar la zona de Ecuador afectada por el terremoto del 16 de Abril:
Hace tres semanas, aprovechando un viernes festivo, mi amiga Mercy y yo, nos dispusimos a viajar a Manabí, una de las provincias más afectadas por el terremoto, sobre todo Portoviejo, la capital. En Playa Prieta, una pequeña comunidad rural de la parroquia de Riochico+ viví tres años, los primeros de mi andadura por el voluntariado internacional y en los que tanto aprendí. Después de casi trece años desde que salí de allí…volví. Nada ni nadie somos ya los mismos y sin embargo, muchas veces daba la sensación de que no hubiera pasado el tiempo, salvo por los niños y jóvenes de entonces, que ahora ya son adultos. El primer encuentro fue con el calor húmedo y con el paisaje, ¡cuántas plataneras! Y los ceibos en esta época ya sin hojas, árboles con figuras fantasmagórica que me encantan. Fue agotador porque la mitad del tiempo lo pasamos viajando y encima íbamos cargadas con algunos alimentos y medicinas.
Salimos a las 6:30 am de Cuenca y hasta las 3 de la tarde no llegamos. Fueron unos 400nkm en dos trayectos, con media hora entre ambos buses para tomar un cafelillo. Y el domingo regresamos, asi es que en realidad tuvimos un día y medio para dar una vuelta y reencontrarnos con “viejos” amigos.
2.Medicinas para ByronLo primero que hicimos fue distribuir los alimentos en las bolsas a repartir y segundo dejarle al doctor Byron las medicinas que nos había pedido, él era uno de los jóvenes de la pastoral juvenil y .ahora ¡ya es médico! En su tiempo libre se dedica a atender a sus vecinos enfermos de Playa Prieta y alrededor. Impone oír a la gente contar como fue el terremoto, todos cuenten como la tierra se movía que como si fuera una culebra. Es curiosos que en la mayoría de los casos la primera persona que notó el movimiento pensó en los niños (hijos, nietos, hermanos….) y su primera reacción fue ponerlos a salvo. Después de oír las experiencia vividas, creo que por puro milagro en Riochico no hubo grandes desastres. La iglesia es la que peor está y algunas casas, que aunque no se cayeron se quedaron con daños que las hacen poco seguras para habitar, por eso montan una zona para poder dormir en el patio de la casas. Hay mucha gente que duerme fuera de la casa por miedo a que les pille una réplica bajo techo, y otras que lo hacen en la sala con la puerta abierta por si ha que salir corriendo. Lo más impresionante fue ir a Playa Prieta y ver que donde viví y la escuela….ya no hay nada. Ya habían quitado todos los escombros del derrumbe asi es que estaba el terreno pelao y mondao. Allí estaba Demetrio, como siempre, junto con otros compañeros haciendo los primeros trabajos de reconstrucción de la escuela. La capilla de Playa Prieta, también está cercada. La verdad es que son los edificios de bloque y cemento los que han sufrido más con el terremoto, las casitas de cañitas son mas flexibles y …si se te cae encima no provoca tantos daños. ¡alguna ventaja tenia que tener ser pobre!
3 Organizando alimentosMe reencontré con muchos de mis antiguos vecinos y con sus experiencias vividas. La sra Flor que también las pasó canutas, se quedó medio atrapada en su casa porque fue a otra habitación a por su nieto y tuvo q salir a rastras, patear una puerta. La sra Italia, también tiene la casa bastante dañada y vive con la familia fuera, bajo los árboles. También me dí una vuelta por Portoviejo. Las imágenes ya las había visto por TV pero ver los edificios destrozados, caidos, …. así en directo, y el centro TODO vallado y vigilado para q no pase nadie… IMPONE. Y eso que fuimos después de un mes, que ya habían recogido bastantes escombros, pero una se imagina cómo pudo haber sido eso y…..te acojonas. ¡¡¡Cuánto va a hacer falta para reconstruir todo eso!!!! La verdad, que a primera vista una piensa “que miseria de 10, 20, 100…o 1.000 euros que yo pueda dar, eso es como una gota de agua en el océano, con eso no hay ni para empezar” pero después de compartir con algunas personas y ver cómo desde su misma situación son capaces de darse la mano esos euros se transforman en una verdadera riqueza, porque la comida se convierte en fuerza para seguir luchando y las medicinas en salud para seguir viviendo y reconstruyendo lo que se perdió. Es la multiplicación de los panes y los peces. Porque donde parece que no hay más que destrucción y sufrimiento surgen muchos, muchos, pequeños gestos de generosidad, trabajo y esfuerzo. Sigamos con esos gestos que aún hacen muuucha falta.”4.Durmiendo al aire libre

Foto 1: Nuestra amiga Mersy acompañó a Karina hasta Manabí y en su pueblo, Riochico; entregó ayudas recogidas en una parroquia de Cuenca para los damnificados.
Foto 2: Byron Macías es doctor de la comunidad de Playa Prieta. Él solicitó un listado de medicinas básicas para repartir a las personas enfermas de la comunidad que no tienen acceso a ellas.
Foto 3: Marconi, hermano de Mersy, organiza en Riochico los víveres traídos desde la sierra para ser repartidos entre los más pobres.
Foto 4: Muchas personas aún duermen a la intemperie debido al miedo a las réplicas que hasta el día de hoy no dejan de producirse en la costa del Ecuador.
Anuncios

RETAZOS DE CATY

alberto-y-latiendo-2014“Acaba el estío, las acacias son las primeras en dejarse seducir por el otoño. Los álamos de la ribera del río se estremecen al paso del viento que deambula hambriento por los caminos aullando con su canción sombría. Es un tiempo en el que las tardes se dejan oír tan breves… Todo lo que anda, crece, vive sobre la tierra,ralentizaba su ritmo acomodándolo al ser del otoño. El monte se desnuda, sensible y frágil enterrando las miserias que dejó la vida durante un año de apasionado camino.” Así es Caty, reflexiva, espiritual, apasionada, amiga, hermana, compañera, madre, mediadora, paciente, … de esas personas especiales que Dios pone en la tierra para ser nexo entre diferentes mundos y realidades, e integrarnos a todos desde el cariño y la acogida fraternal. Su sonrisa abre la puerta de su corazón en donde nos acomoda a todos y cada uno en un lugar especial, distinto y privilegiado desde el que lanzar sus caricias y preguntas, tomarnos la mano y juntos caminar y aprender. Caty y la naturaleza

Su humildad minimiza su solidaridad y su inquietud por los pobres del mundo, por los que están sólos o sienten enfermedad:

No es lo mismo, señores, la herida que sangra en carne propia que el olor de la sangre que deja el eco de un lamento ajeno.

No sabe igual el padrenuestro del que estrena lunes con hambre que la misa del que cada domingo estrena.

No son lo mismo las mañanas solas que auguran regresos que la soledad estéril del que nada espera.

Hay tantos matices entre el sentir del que ama sin medida y el sentir del que mide cuanto ama.

Cuando el amor se acaba no es igual el quebranto del que vive para amar que la ofensa del

que cree merecer ser amado.”

Escritora, poeta y analista de nuestra realidad Caty nos transmite su decepción por los procesos politiqueros que malgastan las ilusiones de los jóvenes y empobrecen a miles y miles de familias para calmar sus ansias de riqueza y poder:34620559140

Como tú, yo también estoy confundida, apabullada por el caos de informaciones miles que vienen, van, se encuentran y desencuentran, mienten, se desmienten y se ahogan engullidas por el mar. También boqueo inmersa en este océano insondable de redes de comunicaciones.

Como tú, yo también voy dando palos de ciego, hablando de cosas que no entiendo, decidiendo sobre asuntos turbios, densos, cuya multitud de intencionalidades ocultas y mensajes subliminares no alcanzo a abarcar. Yo también cargo con la responsabilidad de elegir entre miserables e incompetentes quien ha de llevarnos antes al infierno. Igual que a ti, me abruma la palabra lisonjera, brillante y hueca de quienes pretenden vender falsos paraísos exclusivistas al amparo del sálvese quien pueda.”

Aprieto tu mano con fuerza y se que ya no la soltarás, seguirás ayudando en silencio, acompañando nuestros pasos, iluminando nuestras oscuridades y enseñándonos como maestra buena a luchar, a no perder la esperanza, ignorar el dolor y amar, siempre amar.

La pachamama cuya belleza describiste con pasión y certeza sigue su ciclo implacable, nos llama a completar el camino, habremos aprendido a necesitar bien poco y a desear

sólo el milagro de un nuevo día, a aceptar al que llega y no prejuzgar al distinto, a cambiar la mochila de nuestros deseos por los que entran en el bolsillo del pantalón, a reírnos de nuestros dolores y animar a los que no los entienden, porque como tu bien dices, antes era antes y ahora es ahora:IMG_20150904_161132

Antes, saltaba por los tejados tras fugaces estelas, ahora, arrastro los pies por las aceras y sucumbo a los charcos

Antes, me abrasaba en los parajes helados del invierno, ahora me hielo en la aridez inabarcable de mi estío

Las mariposas que en el estómago aleteaban antes, y el sabor ruinoso que dejan los gusanos ahora.

Ni me acuerdo las veces que habré besado antes, pero colecciono cada beso que me das ahora.”

Foto 1: Caty con “Latiendo con el Sur”, compartiendo las experiencias del misionero Alberto Eisman y comprometida con la lucha por un mundo mejor.

Foto 2: Nuestra amiga siempre ha sido una enamorada de la naturaleza y ha dedicado tiempo en cuidarla y conocerla.

Foto 3: En varias ocasiones ha estado en Venezuela conociendo la realidad del país, sus paisajes y gentes

Foto 4: A pesar de ser una persona tímida e introvertida ha cultivado la amistad en cada momento de su vida. Tenerla como amiga es un privilegio.

MISIONERAS PARA ÁFRICA

Promocion Femenina (2)En “Nuestra Misión” queremos acercaros a las Misioneras de Nuestra Señora de África. Tuvimos la suerte esta semana de conocerlas un poco más de cerca en Madrid. Nos llamó la atención desde el principio su acogida (como si fuésemos de la familia), su sencillez y compromiso con los pobres haciéndose ellas pobres también. Nos sentimos entre ellas como cuando en Ecuador llegábamos a casa de las Siervas de los pobres o las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús. Era como llegar a nuestra casa.

Compartimos la comida con ellas y al lado nuestro estaba Antonia que acaba de llegar de Mali. Lleva allí más de cuarenta años, pero ahora un problema de salud la ha traído de nuevo a España para ser tratada. Una de ellas nos compartía que con alegría que al día siguiente volvía al Congo. Casi todas estaban de paso para descansar, para coger fuerza y seguir la tarea. Todas ellas con muchos años de misión encima pero con la ilusión del primer día. Conocimos también a la hermana regional, Pilar, la “jefa” aquí en España y nos contó un poco de la historia de la congregación, de la historia que toda familia tiene.misionera de africa En la actualidad son 850 misioneras de 29 países de Europa, África, América y Asia. Viven en comunidades internaciones desde el comienzo de su fundación en 1869 en Argelia, por el cardenal Lavigerie. Nos llamó la atención que fuese en África donde nació este grupo, en un país musulmán y que se haya extendido tanto. Ellas creen en la utopía, en que el diálogo con el mundo musulmán y con creyentes de otras religiones es apertura a la unidad de todos los hombres y mujeres de buena voluntad y camino de paz. Llegaron a España cuando ya la congregación tenía raíces casi centenarias en África. Ahora desde España están repartidas en países del continente de África, Polonia, Roma y México y prestan servicios en las áreas de educación, sanidad, formación de jóvenes y adultos, líderes para la Iglesia, niños de la calle, prisiones.. les preguntamos qué hacen aquí en España y nos dicen que de acuerdo a sus posibilidades trabajan por África en diferentes fundaciones y centros de ayuda a los emigrantes subsaharianos. Maite nos acompañó todo el día, ella espera con ilusión regresar al Burundi, antoniayafricanasdonde ya estuvo anteriormente. No parece asustarle la situación de inestabilidad política que vive el país. Es mayor la alegría de servir en África que los problemas que puedan surgir. Su hablar apresurado y su risa nos hacen ver en ella una vocación auténtica por la misión. Dejó su trabajo de docente y una vida cómoda para servir a los africanos y llevar el mensaje de amor de Jesús al mundo. Ella organiza junto con un sacerdote misionero todos los años un campo de trabajo con jóvenes en Tetuán (Marruecos) en verano. Nos cuenta que es una experiencia estupenda para los que participan de inserción en el mundo musulmán. En agosto emprenden la aventura de convivir con otra cultura, apoyar a niños de la calle, con parálisis cerebral, a dar clases, compartiendo la vida y la oración.Tetuan_3_113

ENTRE LOS PIGMEOS

lepra Andrés García Fernández es misionero en Bayenga, población del noreste de la República Democrática del Congo. Sacerdote de la congregación de Nuestra Señora de la Consolata, ha estado en Jaén disfrutando de las vacaciones a las que tiene derecho cada tres años. En estos meses, además de celebrar el 50 aniversario de sus padres con la familia, ha compartido su experiencia misionera en diferentes parroquias de nuestra diócesis y ha sacado tiempo para escribir esta carta donde nos explica su vida con el pueblo pigmeo:

“A través de las visitas periódicas a los 33 campamentos pigmeos que acompañamos, se va tejiendo un tapiz de múltiples colores. El telar, el diálogo y como hilo, el amor en sus innumerables colores y matices. A medida que vamos entrando en su lengua y en su cultura, el pigmeo va desvelando su historia y su identidad, sus alegrías y sus conflictos. En cada campamento se reproduce prácticamente el mismo ritual: a nuestra llegada, los niños corren a nuestro encuentro; algunos para saludarnos y jugar un poco, otros para contemplar la moto con sus ojos grandes y limpios. El protagonista para ellos es el espejo retrovisor. Uno a uno pasan para verse, haciendo cucamonas y provocando la sonrisa de todos con sus gestos.animatori di accampamenti 1

Después de la acogida pasamos por cada choza para ver si hay algún enfermo y saludar al resto del campamento. Entonces descubrimos a algunos preparando el veneno para las flechas de caza, otros hilando la red, … encontramos también los dramas de los ancianos y enfermos que no tienen ya fuerzas para desplazarse. Los asistimos con lo poco que tenemos y sabemos, charlamos un poco con ellos y mientras, en un lugar resguardado del sol, las mujeres barren un poco el sitio y colocan unos pequeños taburetes hechos con lianas y unos pedazos de leña seca, a modo de sillas para que todos podamos sentarnos y conversar sobre temas de salud, educación.

A continuación atendemos a los enfermos que se pueden desplazar, casi siempre con parasitosis, malaria, disenterías, tifus, conjuntivitis, …Encontramos algunos casos de lepra, unos ya mutilados en sus miembros, otros con lepra incipiente. También la tuberculosis se extiende entre los pigmeos de nuestros campamentos.Mujeres pigmeas En los últimos 8 años, sólo tres han sido diagnosticados y han recibido el tratamiento de la OMS a través la red oficial de salud. Ellos se curaron, el resto (unas 20 personas) murió esperando el resultado del diagnóstico. Es alarmante y triste que en nuestra época y con los medios de la OMS y del ministerio de sanidad de la R.D. del Congo, los enfermos de lepra y tuberculosis de nuestra zona, sobre todo los pigmeos, no tengan acceso a los tratamientos o bien los tengan después de muchísima insistencia; cosa que el pigmeo no está acostumbrado a hacer, pues no se sabe poseedor de derechos. Nosotros no queremos limitarnos a observar, nos gustaría apoyar los esfuerzos de las zonas de salud que actúan en nuestra parroquia y, en colaboración con la ONG Acción Damián, habilitar un centro de diagnóstico para estas dos enfermedades en Bayenga, bajo nuestra supervisión, para seguir de cerca los movimientos y el proceso de erradicación de estas enfermedades en el territorio de la parroquia, sea entre los pigmeos o los bantús.

sensib2Durante estos meses de vacaciones he intentado compartir con amigos y conocidos nuestra realidad, para hacerlos partícipes de nuestro caminar. Algunos se han implicado, ayudándonos a presentar proyectos con este objetivo ante diferentes organismos. Otros nos han ofrecido consejo, oraciones, donativos, amistad… En fin, mañana comienza el viaje de vuelta, con muchos recuerdos y ánimos. Con la certeza de estar entre los pigmeos del nordeste del Congo, como embajador de las comunidades cristianas que me acompañan, de la Iglesia, y de tantos amigos y personas de buena voluntad. Saludos a todos”.

Homenaje a nuestros misioneros

Construyendo Radio Wa

Hace unos días nuestro compañero Alfonso Torres estuvo visitando Radio Wa, y nos trae de primera mano estas imágenes de cómo va la construcción de la nueva sede.

COMERCIO JUSTO

Este mes de mayo se celebró el día Internacional del Comercio Justo como una alternativa de combatir la pobreza y el cambio climático. Esta historia se inició en Holanda en los años 60 y se ha extendido por todo el mundo. Uno de sus objetivos principales es que los trabajadores y productores más vulnerables obtengan un pago justo que les permita llevar una vida digna, busca una mayor equidad de género basándose en la transparencia y el respeto, asegurando los derechos de los pequeños productores y trabajadores marginados, rechazando la explotación infantil. Se constata que a pesar de la crisis, las ventas no han bajado tanto como en el resto del comercio pues los compradores de comercio justo son bastante fieles. Numerosas organizaciones -Intermón Oxfam, Suralia, Médicus Mundi, Adeci, Proyde, Cáritas, Setem, Pueblos Hermanos- y comercios, trabajan con estos principios. Son muchos los misioneros que apoyan estas iniciativas allí donde están. Alberto Eisman, misionero de Jaén en Uganda nos cuenta su experiencia en este tema y nos anima a un consumo solidario:
“Hay quien podría opinar que el comercio justo es la actividad florero de las iniciativas de cooperación. A veces pareciera que las actividades y campañas organizadas para promover el consumo de estos productos fueran meramente testimoniales, como si comprar un paquete de café, una prenda tejida a mano o un producto de cosmética alternativo tuviera un impacto prácticamente desdeñable en las poblaciones de origen, como si fuera un mero gesto simbólico para acallar la mala conciencia de consumidores. Vivimos en un mundo lleno de las más variadas opciones de consumo y, por desgracia, muchas de estas opciones tienen efectos colaterales muy serios para la estabilidad equitativo de nuestro planeta: algunos productos financieros provienen de instituciones que promueven el comercio de armas, la mayoría de los aparatos tecnológicos están manufacturados en condiciones infrahumanas, los móviles del futuro no serán posibles sin el coltán extraído del sufrido y paupérrimo Congo, los vestidos y complementos que se encuentran en los mercadillos más económicos han sido confeccionados en fábricas que parecen campos de concentración…El desafío de las organizaciones de comercio justo es dar a conocer que sus productos son de los pocos artículos que no tienen efectos colaterales negativos, ni de tipo ambiental, ni de tipo social o ético. En la región de Ankole en el Sur de Uganda – una de las zonas productoras de café en África Oriental – se puede comprobar esta realidad. Mientras que el agricultor que vende 1 kg de café al circuito convencional – que incluye multinacionales, exportadores, e intermediarios – y obtiene por el mismo 500 chelines (0’15 €); en cambio, el que vende a las cooperativas del comercio justo, recibe por la misma cantidad 1300 chelines (0’40 €). En el primer caso el kilo de café en tienda sale por 2,29 € justos, en el segundo por 2’39. Un margen de precio así de pequeño puede marcar la diferencia entre la vulnerabilidad y el progreso de una comunidad determinada. Asociados a los beneficios financieros de poder vender a través de este sistema (los cuales también incluyen accesos a créditos y formaciones), las cooperativas de agricultores que producen este café tienen acceso a una suma de dinero anual que deben destinar al fin social que crean conveniente y que determinan democráticamente en su asamblea general. Gracias al comercio justo hoy hay en Ankole casas de profesores, centros comunitarios, pozos de agua y otras iniciativas que la comunidad ha construido y gestiona de manera autosuficiente. El circuito de comercio justo demuestra claramente una simple verdad: si hubiera en nuestro mundo reglas de comercio internacional más justas y si los productores locales pudieran tener un acceso equitativo a los mercados internacionales, muchos de los países que hoy llamamos subdesarrollados podrían estar en camino hacia una mejora de las condiciones de vida llegando a un grado de prosperidad más que aceptable. El comercio justo obra el pequeño milagro de hacer que estas personas, unidas en sus cooperativas, se conviertan en actores y dueños de su propio destino. Es un verdadero motor de desarrollo y de transformación social.” Os animamos desde este espacio a que os intereséis por este tema, es urgente construir otro mundo.