Archivo de la categoría: Uncategorized

Noticias desde la R.D. del Congo

Andrés García, misionero de la Consolata al que Latiendo con el Sur apoya, nos envía esto desde la selva de la R.D. del Congo:

Queridos amigos de Latiendo,
Hola a todos. Paz y bien.

Gracias a todos por vuestra generosidad y fidelidad a través de estos años.

Quizás la amistad y familiaridad con algunos de vosotros me ha hecho creer que a través de lo que escribo en el blog estabais bastante al corriente de nuestras andadas.

Aún así, os recuerdo realizaciones puntuales, gracias a vuestro apoyo, que han sido y siguen siendo importantes en el desarrollo de nuestra misión, que es la vuestra, de la Iglesia, de nuestro Señor:

Gracias a vosotros pudimos sostener durante dos años la escolarización de un grupo de niñas pigmeas. Por varias razones no siguió, pero hoy Msima, Bako e Idey, son líderes en sus respectivos campamentos. Su presencia es una semilla que va madurando al ritmo de su edad. Las tres son madres y las tres son escuchadas por los demás cuando hablan en sus campamentos. Confío en que poco a poco se vuelvan guías maduras capaces de iluminar a los demás.

Gracias a vosotros compramos una moto que aún hoy resiste nuestras carreteras imposibles, facilitándonos el acceso a cada campamento. También echamos mano de vuestra generosidad para la gasolina, que es uno de los gastos más grandes del día a día.

Vuestra ayuda material y la experiencia profesional de Alfredo nos han ayudado a levantar las instalaciones de acogida de nuestra parroquia. Ante la incredulidad de casi todos, hemos construido un buen pórtico, que nos sirve como sala de reuniones para todos los grupos y actividades de la parroquia, dos dormitorios para los grupos y huéspedes, la casa de la enfermera Bomao y la capilla de la comunidad. Todo con la técnica de tapial.

Actualmente, nos servimos de vuestro envío periódico también para el desarrollo de la escuela itinerante de alfabetización para los pigmeos que iniciamos gracias a la colaboración, la preparación profesional y el saber hacer y estar de Elisabeth en su paso por Bayenga.

En “sedientos de vida” encontraréis todas estas realizaciones y más que sin vuestra ayuda no habrían podido llevarse a cabo.

Considero también una preciosa aportación de Latiendo el envío de las medicinas que me han ayudado literalmente a respirar durante dos años y medio.

Más allá del apoyo económico, mucho más allá, está vuestra amistad. Quienes han estado por aquí saben que a menudo, entre la multitud de personas y de actividades, la soledad es nuestra compañera, por eso, vuestra oración, vuestra amistad y fidelidad son fuerza y reorientan el silencio, dándole sentido, volviéndolo fecundo para muchas personas.

Gracias a todos, gracias por todo y gracias a nuestro Señor, al Señor de la Vida y del Amor por cada uno de vosotros.

Un saludo y una oración.

Andrés

Anuncios

LA NO VIOLENCIA, EL ESTILO DE LOS MISIONEROS

2Al leer el mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de la Paz, uno no puede dejar de pensar en los misioneros: “Ser hoy verdaderos discípulos de Jesús significa también aceptar su propuesta de la no violencia”. El Papa recuerda al Premio Nobel de la Paz en 1979, santa Teresa de Calcuta, y la propone como “un símbolo, un icono de nuestros tiempos”. El mensaje de “no violencia activa” de esta Misionera de la Caridad, consistía en “vivir unidos, amándonos unos a otros”, como el mejor modo “para traer la paz”.
Los seguidores de Jesús, los que siguen sus enseñanzas, saben que Él enseñó “que el verdadero campo de batalla, en el que se enfrentan la violencia y la paz, es el corazón humano”. El amor a los enemigos, poner la otra mejilla, impedir que la adúltera fuera lapidada por sus acusadores, obligar a Pedro a envainar la espada… Este fue el “camino de la no violencia” que trazó Jesús y que “siguió hasta el final, hasta la cruz, mediante la cual construyó la paz y destruyó la enemistad”. Fuera del cristianismo, el Papa reconoce german-en-gatwe-gitega-anapalaciostambién a muchos otros hombres que practicaron la no violencia “con decisión y coherencia” como el Mahatma Gandhi o Martin Luther King, pero se fija sobre todo en el compromiso de la Iglesia “en el desarrollo de estrategias no violentas para la promoción de la paz en muchos países, implicando incluso a los actores más violentos en un mayor esfuerzo para construir una paz justa y duradera”. Vienen a nuestra memoria misioneros como el espiritano Benedicto Sánchez que trabajó por la reconciliación en Angola; el padre blanco Germán Arconada, en la región de los Grandes Lagos; o la misionera de Jesús, María y José, Mª Pilar Díez Espelosin, enseñando el lenguaje del perdón a hutus y tutsis. El misionero Benedicto Sánchez acaba de publicar el libro: “Diálogos de amistad en África” sobre su vivencia misionera en Angola, durante los tres últimos años de guerra que vivió el país, del año 2000 al 2002: “La parte central de estos escritos son los diálogos de amistad que mantuve con los jóvenes militares en las diversas circunstancias de su vida: andando por los caminos, al cruzar los severos controles militares, en la misión cuando venían a pedir una oración de “protección” antes de partir al frente de combate, en sus casas cuando me llevaban para conocer a su familia y, de un modo especial, cuando se encontraban presos.”religiosas-en-ruanda
Junto al compromiso por la paz de la Iglesia, Su Santidad recuerda también el de otras tradiciones religiosas, y aprovecha para afirmar que “la violencia es una profanación del nombre de Dios”. Finalmente, el Papa Francisco subraya que “si el origen del que brota la violencia está en el corazón de los hombres”, entonces es fundamental comenzar a “recorrer el sendero de la no violencia, en el seno de la familia”. La familia es “el espacio indispensable” en el que “los desacuerdos o incluso los conflictos deben ser superados no con la fuerza, sino con el diálogo, el respeto, la búsqueda del bien del otro, la misericordia y el perdón”. Desde la familia, “la alegría se propaga al mundo y se irradia a toda la sociedad”. La propuesta del Papa, “la no violencia” como “estilo de política para la paz” ‒como reza el título de su mensaje‒, es también un llamamiento “a los líderes políticos y religiosos, a los responsables de las instituciones internacionales y los dirigentes de las empresas y de los medios de comunicación de todo el mundo” a ser “trabajadores por la paz”. Para lograrlo, Francisco propone un “manual” de instrucciones: las ocho bienaventuranzas del Sermón de la montaña, que “trazan el perfil de la persona que podemos definir bienaventurada”.indice
Foto 1: El misionero espiritano Benedicto Sänchez en sus escritos narra la vivencia espiritual que mantuvo con los jóvenes militares caminando por los caminos de la reconciliación al encuentro de la paz y del perdón.
Foto 2: Germán Arconada, (Misionero de África, Padre Blanco, ha pasado más de 50 años de su vida en Burundi. Vivió la Guerra Civil que asoló el país entre 1993-2005, atendió a los refugiados del país en la vecina Tanzania y al estar amenazado tuvo que ausentarse hasta en tres ocasiones del país en dos años.
Foto 3: María Pilar Díez Espelín nos dice: “La violencia y el mal te dejan sin palabras… No te dejan sin misión. Pero no puedes recrear la dificultad porque, si no, no la superas. Lo que hemos visto y vivido nos lleva a creer que la fuerza sólo la tiene Dios y que el anuncio del Evangelio, ante todo, tiene que ser reconciliación y verdad a raudales”
Foto 4: La madre Teresa premio Nóbel de la Paz decía que la Paz comienza con una sonrisapadreestoyaquisoytuhijo1-dest_

Memoria de actividades 2016

Os compartimos aquí la presentación con la memoria de actividades del año 2016

EL CAMINO DE LA MISERICORDIA

pedro-canoEl domingo pasado en Roma el Papa Francisco clausuró el año de la misericordia y publicó una carta apostólica que nos anima a seguir siendo misericordiosos.
La Carta Apostólica que puede leerse íntegramente en: Carta Apostólica Misericordia et misera www.vatican.va comienza recordando la escena de Jesús y la adúltera para afirmar que “la misericordia no puede ser un paréntesis en la vida de la Iglesia, sino que constituye su misma existencia, que manifiesta y hace tangible la verdad profunda del Evangelio”.
Señala el Papa además que, “ahora, concluido este Jubileo, es tiempo de mirar hacia adelante y de comprender cómo seguir viviendo con fidelidad, alegría y entusiasmo, la riqueza de la misericordia divina”. El Papa ha valorado el servicio prestado por los Misioneros de la Misericordia, a los que da las gracias, y ha querido que este ministerio extraordinario “se prolongue todavía, hasta nueva disposición, como signo concreto de que la gracia del Jubileo siga siendo viva y eficaz, a lo largo y ancho del mundo”. Hoy os compartimos la experiencia de un compañero nuestro, misionero laico en la frontera entre Haití y República Dominicana. Él expresa con su testimonio ese amor misericordioso del Padre:
paso-huracan-haiti
“En un año donde los conflictos en Siria, en la frontera colombo-venezolana y en México-Estados Unidos, nos han mostrado el sufrimiento de los refugiados, desplazados y repatriados, yo quería mostrarles la realidad de miles de personas en la frontera dominico-haitiana que se concentran en campos de refugiados esperando una respuesta que nunca llega. Actualmente unas 4.000 personas intentan buscar en los cuatro campos de refugiados y desplazados que se están formando un futuro mejor para ellos y sus familias, huyendo de la pobreza y la falta de alimentos. Muchos son víctimas de deportaciones por las políticas migratorias en República Dominicana aunque la mayoría son desplazados internos del propio Haití en busca de una oportunidad para salir de la pobreza. Muchos de nosotros nos preguntamos como es posible que todas las desgracias se ceben siempre con Haití…No tengo la respuesta, pero creo que algo tiene que ser debido a que Haití sea el país más pobre de América Latina y del Caribe, que sea el cuarto país más desigual del mundo, algo debe influir que la media de pobreza en el país este entre el 70 y el 80%, que este deforestado en un 98%, la mayoría de pedrocano_repdominicanalas casas sean de palo, con techos de zinc o de palma, muchas casas se hagan en zonas de pendiente, que tenga -1 médico por cada 10,000 habitantes, que el 57% tenga letrinas y un 23% no tenga ni un agujero en el patio de la casa, que solo 1 de cada 8 viviendas tenga agua en la vivienda o cerca de ella … y que las ayudas humanitarias que siempre se promete nunca lleguen o siempre lo hagan entorno a un 40% de lo que se promete.

Entonces mi pregunta para todos y todas los que me leen sería, ¿se ceba la desgracia en Haití? o ¿es victima Haití de la vulnerabilidad que conlleva la pobreza lo cual la hace más susceptible de caer en la desgracia?
Como misioneros, debemos salir a un encuentro cargado de humanidad con nuestros hermanos que más sufren, y pedir a los estados implementar medidas para que la protección de las personas, y sus derechos, se hagan realidad. Sin embargo todas las acciones que se tomen no serán suficientes si no se fomenta una cultura de la acogida y del respeto que impregne a toda la sociedad y lleve a relaciones equitativas y justas para cualquier persona, con independencia de su origen social, étnico o nacional.
huracan
Foto 1: Pedro Cano, misionero laico de OCASHA, denuncia la grave situación que padecen las miles de personas que se concentran en campos de refugiados en la frontera entre República Dominicana y Haití en busca de un lugar digno donde vivir.
Foto 2: El paso del huracán Matthew en octubre dejó en Haití 546 muertos, 128 desaparecidos, 175.509 personas que han perdido su hogar y 1.4 millones en necesidad urgente.
Foto 3:Las condiciones en la frontera con la República Dominicana son terribles, el Servicio Jesuita a los Refugiados da atención a través de misioneros y voluntarios como Pedro Cano
Foto 4: Desde el 2012 la asociación misionera Ocasha está presente en este proyecto apoyando a la población más vulnerable.

LA MONJA DE LOS PIES

3-nina-amputadaLas cenizas de Isabel Solà (Barcelona, 1965), asesinada el 2 de septiembre en Haití, ya están esparcidas sobre la tierra que la vio llegar hace siete años, uno antes de que un seísmo quebrara el país con la fuerza de un grado 7,7 de la escala Richter y lo sumiera en el desamparo. El funeral se celebró el pasado jueves en Puerto Príncipe, con la asistencia de sus cuatro hermanos, sus amigas, con los superiores de la congregación así como la comunidad religiosa que reside en Haití. También acudieron a despedir a la “monja de los pies” sus lisiados, los alumnos de la escuela de formación profesional y los maestros rurales a los que rehabilitó sus escuelas, así como los pacientes del dispensario que construyó tras el terremoto.2-marcos-recolons

Puerto Príncipe se convirtió en el epicentro del dolor pero la tristeza se extendió por réplicas. Alcanzó a toda la comunidad religiosa católica como recogió el papa Francisco. Pero incidió especialmente en Guinea Ecuatorial, dodne vivió 14 años. Se celebró un sencillo acto al que acudieron maestros y alumnos que estuvieron bajo su dirección en Ebibeyin. Los jóvenes cantaron y montaron un collage de flores de papel con una frase: “Isa, gracias por tu vida”. Burguesía catalana y desheredados formaban un particular ejército a favor de sus propósitos humanitarios. El dentista Alberto Pérez Porro conoció a la misionera en Guinea. Montaron una clínica con piezas de segunda mano y consiguieron odontólogos cooperantes. 4-cr0uyjfxgaazejyEsa iniciativa derivó después en la ONG de Pérez Porro. También de este modo se inició una amistad inquebrantable. “Bajita, rubia, ojos azules y una voz tan dulce no esperabas que condujera el 4×4 por las carreteras de Guinea o Haití como si fuera un piloto del París Dakar o que se zambullera en el mar en bañador con toda naturalidad”, la describe el dentista. Al mes del terremoto que dejó un país en ruinas, con 300.000 muertos y cientos de miles de heridos, Pérez Porro y el traumatólogo Javier Trench, también amigo de Isa, exploraron el terreno a petición de la misionera que quería montar un centro ortopédico. El país era un caos de organización. A su vuelta a Barcelona, acudieron a un experto en planificación. “Construimos su taller, después un dispensario, un centro de FP para amputados, y un programa de microcréditos para que montaran su primer negocio… En cada proyecto Isa ya veía una nueva necesidad”. Logró que la Universidad Don Bosco de la República Dominicana enviara profesores y alumnos en prácticas, y consiguió técnicos y fisioterapeutas voluntarios, con largas estancias. Involucró a sus hermanos, especialmente a Javier, en la fundación Juntos Mejor con la que rehabilitaron escuelas rurales y formaron maestros. isabel-solaDesde esta página le rendimos nuestro pequeño homenaje, nuestra despedida y agradecimiento por una vida entregada, por haber devuelto pies y manos al pueblo haitiano.

Foto 1: El  viernes 2 de septiembre Isabel Solá murió asesinada en Puerto Principe, Haití. Su vida entregada y el testimonio de su martirio nos recuerda de nuevo, como entre los más pobres, personas cautivada por la figura de Jesús de Nazaret viven dispuestos a dar la vida hasta el extremo.

Foto 2: Marcos Recolons, misionero jesuita y director de Fe y Alegría en Haití escribió después de su muerte: “Desde que la conocí, mi amistad con ella y mi admiración han ido aumentando por su identificación y solidaridad con el pueblo haitiano y especialmente con los más pobres y con los damnificados por el terremoto, su empuje para afrontar todas las dificultades, su capacidad organizativa, liderazgo, espiritualidad profunda… una mujer extraordinaria, que me siento privilegiado de haber conocido”.

Foto 3: Su presencia era, según describen, como un viento fresco de verano que desordena todo a su paso dejando una sensación de bienestar y energía, contagiando las ganas de ayudar. Poco o mucho sus amigos se encontraban envueltos en alguno de sus proyectos.

Foto 4: En su ordenador se ha encontrado un escrito del mes de marzo en el que agradece a la congregación haberle permitido trabajar en Guinea y en Haití, “un regalo de Dios”, y en el que pide que sus cenizas se queden en el país.

 

isabel-sola-768x435

 

NIÑOS SIN DERECHOS

nic3b1a-y-madreLos niños siguen siendo siempre los más vulnerables ante la violencia doméstica, la pobreza, la escasez, los desastres naturales y también la guerra. Siguen siendo víctimas en todo el mundo, en todos los conflictos, en todas las latitudes. Es doloroso ver cómo estos hechos marcan de por vida a niños y niñas, cómo sus historias pierden las risas, los juegos y los sueños. Cómo si llegan adultos arrastrarán en sus vidas las secuelas de una infancia robada, ultrajada. Nos llegan a través de los medios de comunicación imágenes durísimas de los niños que viven la guerra o que como marionetas en manos de tarados, son usados para apretar el gatillo o llevar cinturones mortales en sus cuerpos. Pero lo peor de todo es lo acostumbrados que estamos a todo esto, igual que lo niños se acostumbran a sufrir. Es triste ver fotos de pequeños que dan la vuelta al mundo, envueltos en polvo y sangre, sobrevivientes de un bombardeo sin derramar una lágrima, sin llamar a nadie querido, pues probablemente no quede nadie a quien asirse. No pasa un día en el que no lleguen noticias desgarradoras de Siria. jugar a la guerraLa guerra que comenzó en marzo de 2011 duele cada vez más, como ha vuelto a demostrar la foto de un niño de 5 años llamado Omran. El pequeño resultó herido en los bombardeos a la ciudad siria de Alepo y ha puesto rostro al drama que sufren los civiles. No es la primera vez que los medios de comunicación ponen en evidencia esta dramática situación. Son muchos los voluntarios y ONGs que denuncian esta problemática. Sin embargo más de un millón de niños han muerto en los últimos diez años como resultado de guerras comenzadas por adultos, bien por ser objetivos civiles o muertos en combate como niños soldados. El número de niños heridos o discapacitados no para de crecer con cada nuevo conflicto, sufriendo enfermedades, malnutrición, violencia sexual y duras condiciones de vida en los países más pobres y en las fronteras de la vieja e indolente Europa. Un incontable número niños ha sido enfrentado a la angustia de la pérdida de sus hogares, sus pertenencias y personas cercanas. En tales condiciones, todas las constantes necesarias para el desarrollo de los niños son seriamente coartadas y los daños psicológicos de los conflictos armados son incalculables. En muchos casos, las guerras rompen familias, separando a los niños de sus progenitores. Abandonados a su suerte, se encuentran solos, asustados, perdidos y necesitados, ya que son incapaces de cuidar de sí mismos. Para sobrevivir, a menudo se ven forzados a huir de su país.Niños birmanos

En referencia al reclutamiento de niños soldados, la principal razón por la que las fuerzas armadas eligen niños frente a los adultos se explica por la facilidad en convencerles a unirse a estos grupos y en manipularles más tarde. Los niños son inocentes, inconscientes del peligro y “mucho más baratos”. Además tienden a obedecer y no desafían a la autoridad. En una difícil situación, los jóvenes ven este reclutamiento como una forma de resolver sus problemas. Todos ellos son niños a los que se les roban derechos como la educación, la salud, el cuidado, a pertenecer a una familia, a vivir en paz, a desarrollar sus talentos. Cuando nos llegan imágenes tan dolorosas y noticias tan terribles de la infancia se nos vienen a la memoria las palabras de acogida de Jesús a los niños y el recuerdo de que hay que ser como ellos para llegar a su Reino. Así mismo recordamos que en los sitios más aislados y convulsos hay misioneros que secan las lágrimas a los más pequeños, que construyen escuelas, que curan sus heridas, que son el rostro de Dios.MISIONERO

Foto 1: Muchos niños en situaciones de conflicto pierden a su familia. Esto les hace más vulnerables aún
Foto 2: En ambientes de mucha violencia es normal ver a los niños jugar a la guerra, a los asaltos pues el juego simbólico es parte de su aprendizaje al imitar a los adultos y hay conductas que normalizan.
Foto 3: El ambiente de juego para muchos niños en situación de conflicto o que viven en la marginación no es el adecuado para desarrollarse. Suelen estar rodeados de escombros, basura o entornos poco saludables y peligrosos.
Foto4: Muchos misioneros eligen el trabajo con niños para poder aportar esperanza y un futuro para miles de niños y niñas en riesgo.

 

AL LADO DE LA VIDA

20160712_101246Llegamos a primeros de agosto de pasar un mes en Ecuador visitando Manabí, la provincia más afectada por el terremoto del pasado abril. Entre los escombros apilados en casas y calles, edificios destruidos y desolación encontramos también mucha fortaleza, unas ganas inmensas de dejar a un lado la tristeza, la mala suerte y la desesperación. Volvimos a palpar la capacidad de superación que tiene el ser humano ante las dificultades, el tesón y el coraje cuando la vida te muestra su lado más oscuro. Los relatos del dolor sufrido y del miedo los escuchamos en todas partes: “parecía el fin del mundo” Una necesidad inmensa de narrar lo vivido como queriendo ahuyentar la desgracia para siempre, ya que las réplicas no cesan. Ni haber perdido la casa, la escuela, la iglesia, el hospital o incluso la familia, ha hecho a los manabitas tirar la toalla. La resiliencia es parte del ADN de este pueblo. En nuestro recorrido reencontramos a personas con las que compartimos hace años la vida en este país querido. Una de ellas fue una adolescente que acogimos en el Hogar de Belén con su hijo de meses. La volvimos a encontrar con tres hijos y embarazada de una preciosa niña que nació la semana pasada. Ella fue la que nos buscó al saber de nuestra visita. Nos sorprendió su madurez, era una adolescente de libro y ahora es una mujer ejemplar. Con un tumor cerebral asumió su embarazo y se enfrentó a la cuarta cesárea con una total confianza en Dios. Nos presentó a su esposo y volvió a visitarnos varias veces hasta nuestro regreso. Recordaba las veces en que le dábamos consejos que no escuchaba y cómo ahora le sirven y valora. 20160804_085245También tuvimos la oportunidad de ver a un amigo que en el terremoto perdió a su esposa y su hija. Aún su corazón está sufriendo por la pérdida, se pregunta mil veces por qué le tocó a él. Hace unos años vivimos con este amigo y su difunta esposa la pérdida de su hijo mayor. Recuperarse de ese golpe fue muy duro y ahora el terremoto le arrebata lo más querido. Aún así no ha optado por hundirse en el dolor y lucha cada día porque su hijo vea en él un ejemplo de superación y entrega. Trabaja por su pueblo como concejal y está impulsando multitud de actividades de solidaridad por su gente.
También nos ha impresionado la solidaridad dentro del mismo país. Como desde diferentes regiones han llegado las ayudas, cómo la misma gente se desplazó para llevar alimentos, agua, esperanza. En nuestra estancia pudimos coordinar una actividad con los miembros de la Fundación “Savia Roja” de la provincia del Azuay que viajaron a varios pueblos para hacer terapias y dar medicina natural gratuita a los damnificados, hecha a su vez por las mujeres de comunidades de la zona andina. 20160804_083743La gente de los pueblos donde llegaron los recibieron muy bien y faltó tiempo para poder atender a tantas personas.
También visitamos el centro educativo “Sagrada Familia” en Playa Prieta. El terremoto lo desplomó trayendo destrucción y muerte. Es una alegría ver ahora a tantos voluntarios de la zona y de otros países poniendo su granito de arena para que lo niños y niñas puedan seguir formándose. Igualmente hemos quedado admirados de ver la capacidad de entrega y trabajo que tienen las hermanas de la congregación de las “Siervas del Hogar de la Madre” que perdieron a una de sus hermanas y a cinco postulantas. Ellas han estado colaborando en el desescombro, la enlucida de las nuevas aulas, la limpieza y la acogida a todos los voluntarios.