EJERCICIOS ESPIRITUALES

Huerto de la casa de EspiritualidadEn unos días tórridos, para muchos días de asueto, de descanso y vacaciones; lo normal entre los mortales de esta parte del mundo es planificar su tiempo libre y discernir con amigos, familia o por cuenta propia cómo invertir este tiempo donde el trabajo y el horario no marcan los días.
Es normal que se planteen, los que tienen esa posibilidad, si ir a la sierra o a la costa, si alquilar una casa rural o un apartamento o planificar alguna excursión o viaje ya organizado. En definitiva, la mayoría lo que busca es dar un descanso merecido al cuerpo y coger fuerzas, recargar las pilas y renovar la energía para después engancharse de nuevo a la rutina, a lo cotidiano y los más afortunados al trabajo. También hay otros objetivos que tiene que ver con relajarse mentalmente de preocupaciones o tensiones que la vida se carga de ir poniendo en nuestras espaldas con el discurrir de los días. Santa TeresaVulgarmente hablamos de cambiar el chip, de despejar la mente con actividades nuevas, viendo paisajes y caras distintas y dejando olvidados por algunos días los problemas que habitualmente nos agobian. Es verdad que en muchos hogares el presupuesto escasea y no hay para extras, pero siempre está la piscina pública o el ría donde hay.
Sin embargo hay también en esta época ofertas interesantes que una minoría se plantea en clave de descanso y reciclaje que son los ejercicios espirituales. A muchos les sonará a algo antiguo o desfasado, como de otra época. Sin embargo dentro de la Iglesia son muchos los grupos que se plantean unos días de verdadero encuentro y diálogo con Dios y con uno mismo, donde ejercitar nuestro corazón y mente en la búsqueda de lo infinito. En esto de los ejercicios para el alma hay diferentes metodologías y corrientes pero en todos hay que disponer el espíritu para trabajar, para encontrarnos con uno mismo en total sinceridad y honestidad. Son también una oportunidad de dejar actuar al Espíritu de Dios en nosotros, a la acción suya en el fondo del corazón.San Ignacio
Fue San Ignacio de Loyola el primero que habló de los Ejercicios Espirituales que se remontan al Cuaderno de notas en el que Ignacio describe sus experiencias espirituales durante su visita a la cuidad de Manresa, donde -como lo escribe en su Autobiografía- le trataba Dios de la misma manera que trata un maestro de escuela a un niño.
Para los cristianos , debería ser este tiempo tan necesario o más que dar vacaciones al cuerpo y a los sentidos. Solemos poco a poco descentrarnos, alejarnos del sentido primero de nuestra fe y lo mismo que nos permitimos ciertos excesos en la dieta vamos permitiendo licencias en nuestra manera de entender la vida como seguidores de Jesús y poco a poco vamos difuminando la oración y el compromiso.
El encuentro con el Misterio, con ese Dios que sale al encuentro pero que muchas veces permanece callado, que fue inspirador de tantos hombres y mujeres santos y que posee un Espíritu que hizo de los miedosos apóstoles hombres sabios y libres en Pentecostés; es un momento privilegiado que nos hace ser conscientes de que formamos parte de un todo infinito que da sentido a la vida.
Esta semana hemos sido invitados a unos ejercicios espirituales misioneros en Úbeda, en la casa de espiritualidad de los carmelitas descalzos; lugar donde murió San Juan de la Cruz, Doctor de la Iglesia y poeta místico, en el año 1591. Están siendo días de renovación, de incursión al interior de nosotros mismos y de acercamiento a ese dios, que es el Amor en toda su plenitud. En esta tarea nos está ayudando un carmelita a través de los textos de Santa Teresa de Jesús, de la cual este año se celebra el V Aniversario de su muerte. Mujer rebelde, adelantada a su tiempo que realizó una gran reforma dentro de la Iglesia y que nunca dejó de cultivar la oración, de la que sacaba fuerzas para acometer sus obras y de la que fue gran conocedora y maestra. Frase de San Juan de la Cruz
Para nosotros están suponiendo horas donde el espíritu se relaja y crece la paz interior, En los pasillos de este centenario convento, en sus jardines y huerto, es fácil encontrar el silencio necesario para ejercitar el alma para volver al mundo con fuerzas renovadas, pues no sólo de pan vive el hombre.
Anuncios

Una respuesta a “EJERCICIOS ESPIRITUALES

  1. Gracias hermanas/os por compartirnos su trabajo lleno de afecto, que nos inyecta vida y sabiduría para seguir creciendo en Cristo. un abrazo vitalChela.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s